unmensajeparalasnaciones
Just another WordPress.com site

¡HAY DE MI! DE SER LLAMADO “SIERVO INUTIL”

“HAY DE MI QUE MI SEÑOR ME LLAME “SIERVO INÚTIL”

Por: el Pr Raúl Eduardo Aranda

EL EMBAJADOR DE CRISTO

El Apóstol Pablo, un verdadero maestro, libro abierto ante quienes lo escuchaban. Siempre procuró ser heraldo para sus discípulos. Con Timoteo no fue distinto. Lo instaba a ser un obrero que no tuviera de que avergonzarse.

Sino que fuera un incansable presentador del evangelio verás y potente.

En la segunda carta que pablo le escribe a Timoteo le dice:

2 Timoteo 4:1-4

“Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesucristo,  que juzgará a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino, que prediques la palabra;  que instes a tiempo y fuera de tiempo;  redarguye,  reprende,  exhorta con toda paciencia y doctrina. Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina,  sino que teniendo comezón de oír,  se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas”.

Ahora, presten atención a la eficacia de Pablo como quien se preocupa de enseñar con denuedo.

El dice:

1-   “Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesucristo”.

 

Todos nosotros, me incluyo, Pastores, Maestros, Evangelistas, Apóstoles, y Profetas, congregados, e hijos de Dios en general, debemos estar concientes constantemente de que estamos siendo observados por Dios y Jesucristo, como quien esta siendo evaluado constantemente.

Nuestro accionar es evaluado día y noche.

Hace aproximadamente ocho años fui reconocido como maestro de la palabra, pero con temor y temblor expongo mis tesis. Partiendo de la base bíblica cuando el  Apóstol Santiago dijo “no os hagáis maestros muchos de vosotros,  sabiendo que recibiremos mayor condenación”.

Por cada palabra que expongamos deberemos dar cuenta delante de Dios y Jesucristo en aquel día.

Por mis palabras puedo llevar a muchos ante el mismísimo Trono de Dios. Pero también puedo llevar a muchos hasta el vientre del asqueroso infierno.

El Señor es un experto orfebre, El va a observar como con una lupa tu calidad, tu fidelidad, tu originalidad.

Siempre que aceptes el desafío de agradar a Dios, tendrás que desagradar al hombre. En nuestras predicas tendremos que hablar, en muchas ocasiones, contra los que nos rodean con tal de agradar a Dios.

2-   “Que prediques la palabra;  que instes a tiempo y fuera de tiempo;  redarguye,  reprende,  exhorta con toda paciencia y doctrina”.

Pablo enseñaba a Timoteo y por ende a nosotros también a predicar la Palabra, y cuando habla de la palabra se esta refiriendo al Evangelio, no nuestras historias personales, no nuestro pasado. Hay muchos predicadores que leen un versículo y luego se pasan una hora cuarenta hablando del perro, el gato, el vecino y la tía de Europa.

Instar en tiempo y fuera de tiempo. Se refiere a predicar no solo en la iglesia, sino que también en el vecindario, en el trabajo, en nuestros viajes  en nuestras comuniones familiares etc.

Dijo una ves San Francisco de Asís: “El evangelio se predica con la espalda, es el ejemplo que voy dejando, es mi pasado, es lo que hago.

Miraran como me conduje en la vida y entonces dirán: (verdaderamente este es un hombre de Dios) después si quiero también puedo hablar de Cristo”.

Redargüir, reprender y exhortar, tienen relación entre si. Se trata de llamar al pecado, pecado, a la mugre, mugre, y a lo cochino, cochino, y no de agradar al hombre.

Con toda paciencia y doctrina. Esto se refiere a comportarse ante la divulgación del evangelio y ante el pecado, con sobriedad, dando ejemplo de siervo de Dios y no de un dictador, con amor, y como quien conoce y fue formado en la buena doctrina que viene del mismísimo corazón de Dios.

3-   “Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina,  sino que teniendo comezón de oír,  se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas”.

A Dios le urge que te pongas en sus manos y te dejes ministrar por El. Que seas útil para divulgar el Evangelio a los cuatro vientos. El mundo necesita con urgencia el mensaje del cielo.

Nosotros fuimos salvos con un fundamental encargo. El de ser instrumentos para que otros reciban lo que un día fuimos privilegiados en recibir, EL EVANGELIO DE LA SALVACION.

Pr Raúl Eduardo Aranda

EL EMBAJADOR DE CRISTO

Ninguna respuesta to “¡HAY DE MI! DE SER LLAMADO “SIERVO INUTIL””

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: