unmensajeparalasnaciones
Just another WordPress.com site

“EL PASTOR OVEJA”

 

EL PASTOR OVEJA

Estamos viviendo tiempos difíciles. Tiempos de cambios. Tiempos preocupantes y muy delicados.

En estos momentos hay competitividad en todos lados. En las empresas cada obrero busca subir, ascender, elevarse y liderar a cualquier precio. En las escuelas los alumnos estudian, se preparan y si es necesario copiar del vecino lo va a hacer con tal de llegar a la meta.

Y las congregaciones cristianas no escapan a este tipo de corriente. Lamentablemente se ha mesclado con las actitudes de este mundo. Sabemos que estamos en este mundo y no podemos separarnos de él. Es más, considero muy necesario que la Iglesia siga en este mundo, ya que de lo contrario no podría ejercer sus cualidades que son el ser: “Sal del mundo” y “Luz de este mundo”.

Pero no podemos correr el Riesgo de ser influenciado por las costumbres de este mundo.

El buscar de ser mejores es bueno. El buscar de liderar también es bueno. El tratar de crecer espiritualmente es bueno y el tratar de pastorear una iglesia con ímpetu, entrega y abnegación es una de las cualidades más honrosa y admirable de un líder.

Ahora. Cuando ese líder se contagia de las costumbres mezquinas de este mundo. Se hace eco de los celos mediocres, los cuales acostumbramos a ver en personas de este mundo, éste líder para lo único que sirve es para frenar la obra de Dios. Son personas especialistas en poner el palo en la rueda. En obstaculizar el normal funcionamiento de un ministerio.

Y es por ello que podemos ver congregaciones o ministerios que tienen 20 años o 30 y aun están en el mismo local de sus comienzos, el mismo líder, las mismas costumbres, los mismos equipos de amplificación, lo mismo, lo mismo, lo mismo.

Con una característica: El líder y tres o cuatro de los súbditos son los mismos, pero los miembros, o personas que sirvieron en ese lugar fueron renovados hasta el cansancio.

¿Por qué ocurre esto?

Quiero, con mucho temor y temblor explicar lo que yo creo que es lo que sucede en estas congregaciones.

Y más cuando yo, siendo un Pastor Oveja, he podido vivir dentro de esta situación, con una óptica muy cercana.   

Pastor Oveja es aquel que es Pastor porque Dios lo llamo a Pastorear a sus ovejas. Pero él no piensa con aire de grandeza. Él sabe que debe serle fiel al Señor pero sabe también que debe serle fiel a los hombres quienes están por encima de su cabeza. Sus líderes, sus superiores y mentores.

Pero estos líderes, superiores y mentores muchas veces ven el crecimiento de los Pastores Ovejas como una amenaza para sus congregaciones.

He sido movido por la voz del Señor a ponerme como Pastor Oveja bajo la autoridad de uno de estos “lideres”. Lamentablemente he podido constatar que operan de manera mediocre, mezquina y celosa. Demostrando con ello inseguridad total. Tienen miedo, viven cuidándose, no por celos a la obra del Señor, sino por temor a perder sus liderazgos sus famas y capitanías.  

Cuando digo Pastor Oveja no es que este inventando un nuevo ministerio. No, solo quiero decir que el Pastor Oveja es aquel que es Pastor y a la vez se pone por humildad y por requerimiento bíblico bajo autoridad. Es Oveja de alguien, está sometido a un líder Pastor.

Que Dios te bendiga

 Pr RAÙL EDUARDO ARANDA

EL EMBAJADOR DE CRISTO

Ninguna respuesta to ““EL PASTOR OVEJA””

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: